EL VOTO CORRENTINO

Ascenso de César Milani: Meabe y Roldán votaron a favor

CorrientesHoy - 19/12/2013

El ascenso de Milani se aprobó por 39 votos a favor y 30 en contra gracias al apoyo monolítico del bloque oficialista, que barrió así con la tradición de más de 20 años de la Cámara alta de negarle de manera preventiva el ascenso a un militar cuestionado por violaciones de los derechos humanos o por delitos contra el orden constitucional. Al oficialismo se sumaron Josefina Meabe (Liberal-Corrientes), José Roldán (UCR-Corrientes), Roxana Latorre (PJ-Santa Fe) y María Higonet (PJ-La Pampa), tradicionales aliados del kirchnerismo. El kirchnerismo avanzó con la aprobación del pliego a pesar de que pocas horas antes del inicio de la sesión llegaron al Senado una carta de la asociación Madres de Plaza de Mayo de La Rioja que pedía el rechazo de la promoción y un nuevo reporte del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) lapidario para las aspiraciones del oficial de inteligencia elegido por Cristina Kirchner para conducir el Ejército (como se informa por separado). El oficialismo reiteró dos argumentos para defender el ascenso de Milani. El más repetido fue la supuesta violación del principio de inocencia a la que se estaba sometiendo a Milani, que todavía no se encuentra imputado en ninguna de las causas. La segunda, que la designación del jefe del Ejército es facultad constitucional de la Presidenta. Fue el santacruceño Pablo González quien resumió esos argumentos en su exposición, al destacar que "la comandante en jefe de las Fuerzas Armadas es la Presidenta de la Nación y nosotros confiamos en ella", tras lo cual criticó a la oposición porque estaba aplicando "una pena anticipada" a Milani. Al mismo recurso apeló el jefe de la bancada kirchnerista, Miguel Pichetto (Río Negro), al término de más de cinco horas de debate. Recordó como dato a favor del ascenso las tres promociones que con anterioridad le otorgó el Senado a Milani. Desde todo el arco opositor llovieron duras críticas al hasta ayer general de división, que pudo coronar con éxito seis meses en los que el pliego enviado por Cristina Kirchner quedó parado en la Comisión de Acuerdos ante la revelación, en julio último, de las denuncias contra Milani por violaciones de los derechos humanos. "Nadie está cuestionando el principio de inocencia, sostenemos que Milani no es conveniente para que lo asciendan al grado de teniente general porque existen graves sospechas de su participación en la política de violación de los derechos humanos durante el proceso militar", replicó el peronista disidente Adolfo Rodríguez Saá (San Luis). En la misma línea se manifestó el socialista Rubén Giustiniani (Santa Fe). "Acá no estamos hablando si Milani está imputado o no, estamos hablando de si tiene la idoneidad para el cargo después de la grave noche de la dictadura militar que padecimos", afirmó. "Espero que me inviten cuando tengan que bajar el cuadro de Milani del Colegio Militar", chicaneó al oficialismo el peronista disidente Carlos Verna (La Pampa) en relación con la decisión del ex presidente Néstor Kirchner de sacar el cuadro del ex presidente de facto Jorge Rafael Videla del Colegio Militar. En un discurso por demás polémico, el jefe del bloque radical, Gerardo Morales (Jujuy), calificó de "vivo y caradura" a Milani por haberse prestado a una entrevista con la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini (ver aparte). Sobre el jefe del Ejército pesan denuncias por apremios ilegales formuladas por Alfredo y Ramón Olivera, quienes acusaron a Milani de encabezar el operativo por el cual fueron llevados a la fuerza a declarar ante la Justicia. La misma acusación formuló la familia de Oscar Schaller, que responsabilizó al jefe del Ejército de la privación ilegítima del periodista riojano. También está denunciado por la desaparición forzada del conscripto Alberto Ledo, en abril de 1976.

Calificá esta nota