ÉSTE LUNES

Comienza juicio a la pareja que mantuvo cautiva a una mujer

CorrientesHoy - 12/05/2014

El debate comenzará a las 9, en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Bahía Blanca, integrado por los jueces Mario Lindor Burgos, Hugo de Rosa y Elena Baquedano, y situado en el edificio judicial de Estomba 34, frente a la plaza central de esa ciudad. El tribunal, con la intervención del fiscal Eduardo Zaratiegui, tiene previsto escuchar a entre 80 y 100 testigos propuestos por las partes en audiencias que se realizarán todos los días y fijó como fecha inicial para terminar el debate el 20 de mayo. Heit llega a juicio imputada de "reducción a la servidumbre, lesiones graves y estafas", mientras que su esposo está acusado de los mismos delitos más el cargo de "abuso sexual". En el juicio, Heit será asistida por el abogado Leonardo Gómez Talamonini, en tanto que Claudio Lovfall representará tanto a la periodista como a Olivera. "La única estrategia que tenemos es que la verdad salga a la luz porque este caso fue una pequeña bolita que se convirtió en un alud", sostuvo Lovfall, quien dijo que en las primeras jornadas se mantendrá como "espectador". Heit (29) y Olivera (28) están detenidos desde noviembre de 2012, luego de que Sonia Molina (33) denunció ante la Policía de Coronel Suárez, en el sur de la provincia de Buenos Aires, que acababa de escapar de la casa de la pareja, en la que había estado cautiva durante tres meses. Según Molina, el 12 de noviembre de 2011 la periodista y su esposo la privaron de su libertad y la sometieron a tormentos y abusos, al tiempo que la despojaron de todos sus bienes bajo un ardid motivado en cuestiones religiosas, ya que Olivera decía ser un pastor religioso. La víctima aseguró que no podía escaparse de la casa porque Olivera la custodiaba todo el día. "Antes de que termine el juicio seguro van a declarar", adelantó Lovfall, quien opinó que para el fiscal "va a ser muy difícil probar la reducción a la servidumbre" porque presentará testigos que darán cuenta de las actividades que regularmente cumplía su cliente fuera del hogar. Los dos acusados siempre se declararon inocentes ante la Justicia y sostuvieron que era Molina la que no se quería ir de la casa de ellos porque estaba obsesionada con Olivera, que se golpeaba ella misma, no comía y les entregaba su dinero por decisión propia. El matrimonio se encuentra alojado en la Unidad Penal 19 de Villa Floresta, en Bahía Blanca, y se visitan dos veces por semana. A través de su cuenta de Twitter, Olivera mostró el 12 de marzo pasado unas fotos junto a su esposa, en las que se los ve besándose, y dice "La verdad siempre sale a la luz: Somos inocentes, esa es la verdad". "Nuestro amor nos ayuda a soportar el encierro, la injusticia, la humillación y a esperar nuestra ansiada libertad", agrega el supuesto pastor.

Calificá esta nota