EL GRAN XENEIZE

Anoche ganó Román

CorrientesHoy - 12/05/2014

El día, vestido con un cielo triste como si pensara que estaba destinado a recibir la última función oficial de Román en el templo xeneize, arrancó en la concentración del Hotel Madero. Allí un centenar de hinchas se reunieron para saludar al capitán y acompañar, en caravana, el paso del micro que llevó al plantel hasta la Bombonera. Ya en su casa, y como era de esperar, Riquelme recibió un trato preferencial y los hinchas expresaron sus sentimientos en forma de bandera. Los trapos, ubicados en su mayoría en la parte baja de la cabecera que da al Riachuelo, hablaban de "puro sentimiento bostero", "renovación ya" y "agradecimiento eterno". Del lado de los palcos, invitados especiales para esta cita de honor, estuvieron sus hermanos y hermanas, sus padres y también esos amigos incondicionales del fútbol como Marcelo Delgado, Raúl Cascini, Lucas Viatri y Javier García. Ya dentro del escenario mayor, cada intervención suya, la mayoría de galera y bastón, fueron acompañadas por aplausos y al compás del "Riquelme es de Boca y de Boca no se va". Claro que tampoco pasaron desapercibidos los insultos para el presidente Daniel Angelici y la despedida final con el grueso de la barra también cantando por el capitán a la par de resto y como nunca antes.

Calificá esta nota