ENCUESTA ANTROPOMÉTRICA

En los últimos 10 años los chicos correntinos crecieron más sanos

CorrientesHoy - 02/06/2014

Esta investigación, tuvo por objeto evaluar a 2312 niños de 1°, 3° y 5° grado, de 32 escuelas correntinas, tanto urbanas como rurales, que participan del Programa de Desayunos y Meriendas Escolares de la provincia. Durante 2 meses, más de 30 nutricionistas analizaron los indicadores antropométricos que permiten estimar prevalencias de sobrepeso, obesidad y retraso crónico de talla. Además, se analizó la adecuación a la ingesta recomendadas de nutrientes y energía, los patrones de alimentación en la escuelas y en el hogar y la actividad física desarrollada en las instituciones, con el fin de evaluar el impacto del programa en los últimos diez años. Los resultados de la encuesta demuestran el éxito de la intervención nutricional realizada en escolares. En el 2002, por ejemplo, el 17.5 % de los chicos egresaba con una talla menor al percentilo 10 y hoy, con el 12.6% que es prácticamente el valor estadístico esperado para una población normal. Es decir, que a lo largo de los 10 años que transcurrieron entre las dos evaluaciones, la prevalencia de desnutrición crónica disminuyó 5 puntos en la edad escolar. En lo que respecta a obesidad, la situación es inversa: actualmente los niños ingresan a primer grado más obesos pero salen de la escuela con menor exceso de peso. Es decir, que no se observa durante los años escolares el aumento de la prevalencia de obesidad que sí se ve en diferentes áreas del país. De ambos resultados, se desprende que en la escuela los niños correntinos tienen un crecimiento más saludable y esto obliga a intensificar las acciones preventivas antes del ingreso escolar. Y en este punto, es importante resaltar que en Corrientes, no hay incremento de obesidad en los años escolares. En relación a la ingesta de nutrientes, se observó una notable mejoría en el estado nutricional de los chicos que desayunan y meriendan en la escuela, bajo el Programa que provee alimentos fortificados y especialmente diseñados para esta etapa del ciclo vital. En los últimos 10 años, la provincia viene llevando adelante una clara política nutricional que incluye: La universalización del desayuno/merienda asegurándoles a todos los niños correntinos la ingesta diaria de un completo menú que incluye: leche, saborizantes, galletitas, budines, arroz con leche y cereales que aseguran un aporte de energía y de micronutrientes que son esenciales para el rendimiento escolar. Todos estos alimentos tienen una fortificación de micronutrientes como hierro, Zinc, vitaminas A, B1, B2, B6, B9 y B12. La adaptación de los alimentos en su perfil de las grasas saturadas como las trans y el oleico, entre otros, para asegurar la salubridad de los mismos. La Implementación de una programa de Educación Alimentaria, capacitando a los responsables de los programas, los docentes y beneficiarios para promover mejores hábitos alimentarios y de vida, correctas normas de higiene, cuidados de la salud oral, la autoproducción de alimentos o la lactancia natural, por mencionar algunas temáticas abordadas. Este programa incluye entrega de materiales didácticos, cuadernillos con actividades, CDs con contenidos adicionales para el aprendizaje de hábitos saludables, láminas y posters para cada establecimiento. La educación, como método para promover salud, tuvo en los últimos años un destacado desarrollo y crecimiento. Distintas organizaciones, instituciones educativas o sanitarias y hasta los mismos individuos, participan activamente de todas las actividades que impulsan una mejor calidad de vida. La escuela es una de ellas, y teniendo en cuenta que los niños pasan una gran parte de sus vidas allí, este entorno se transforma en un espacio ideal para transmitir hábitos de vida saludables. El proyecto Escuelas Promotoras de la Salud, de la OPS/OMS, revela que hoy son éstos los espacios que permiten llegar a millones de niños y a través de ellos, al personal escolar, a las familias y al conjunto de la comunidad, con mensajes claros sobre la promoción de la salud. Se entiende que toda la educación brindada a los chicos podrá reforzarse a lo largo de sus vidas, formándolos para desarrollar actitudes y aptitudes permanentes. En este contexto, el Dr. Esteban Carmuega, director del CESNI, asegura que: “Es sabido que el desayuno regular contribuye a prevenir la obesidad infantil pero por sobre todas las cosas, promueve el consumo de leche que en este momento de la vida, es esencial para asegurar el crecimiento sano de los chicos”. El resultado de la encuesta, entonces, ratifica la decisión del Gobierno provincial de dar continuidad al Programa de desayunos y meriendas que forma parte del Plan Alimentario Corrientes. María Eugenia Gonzalez Responsable de Comunicaciones Grupo Phronesis

Calificá esta nota