Tenía pedido de captura

Detuvieron a expolicía sospechado del robo a la veterinaria

CorrientesHoy - 24/06/2014

Un ex efectivo de la Policía de Corrientes, imputado cuando era funcionario de su presunta participación en 17 asaltos, fue nuevamente detenido ayer sospechado de formar parte de la banda de malvivientes que hace dos semanas robó a mano armada en una veterinaria de la capital provincial. Se trata de Narciso López, de 31 años, a quien efectivos de la División Patrulla de la comisaría Séptima apresaron en un procedimiento realizado en el barrio Laguna Brava, hasta donde lo rastrearon como producto de un trabajo muy paciente. De acuerdo a información recabada por época, sobre López existía un pedido de captura librado algunos días después del 12 de junio, cuando fue cometido el atraco en el comercio de calle Uruguay al 1200, en el barrio Libertad. La investigación pertinente sobre ese caso condujo a que apareciera la figura del ex policía como uno de los cuatro malhechores que entraron al negocio, amenazaron a empleados del lugar y sustrajeran 48 mil pesos en efectivo, cheques, computadoras portátiles y teléfonos celulares. Los asaltantes maniataron y encerraron a las víctimas. Luego huyeron en dos motocicletas. López había recuperado la libertad (bajo condicional) tras cuatro años preso en la comisaría Primera, imputado como responsable de una serie de asaltos cometidos entre los años 2009 y principio de 2010. Miembros de la institución de seguridad se vieron asombrados cuando otra vez apareció la identidad de este hombre involucrado a un delito muy grave. El ex funcionario era un cabo de tres años de antigüedad y prestaba servicios en la comisaría Quinta de capital. Algunos de los ilícitos que habría cometido antes de su primera captura fueron “el golpe comando” a una fábrica de hormigón, sucedido en la madrugada del 5 de enero de 2010 en Ruta Nacional 12 casi el acceso a la localidad de Santa Ana, cuando cinco hombres irrumpieron con armas largas y vestidos como policías. El entonces presunto “polichorro” fue ligado a otro violento robo producido en el barrio Pirayuí, donde dos jóvenes llevaban una moto a un mecánico cuando fueron interceptados por dos sujetos en otra moto, cerca del “Puente Negro”. Simulando ser “policías de la brigada”, los asaltantes engañaron a sus víctimas y las llevaron hasta una parte descampada, donde primero les exhibieron un arma de fuego y después los obligaron a ponerse de rodillas. De esa forma, sin lastimarlos, huyeron con el rodado. La investigación de la Fuerza de seguridad apuntó a López como uno de los supuestos delincuentes que el 28 de enero de 2010 balearon al conductor de una camioneta en la esquina de Milán y San Francisco de Asís, en el barrio 17 de Agosto. Cerca de las 23 de ese día, un hombre 65 años sufrió la herida en el abdomen cuando los maleantes le robaron la cartera a la mujer que lo acompañaba y después huyeron en una motocicleta. Antes de dispararle, uno de los asaltantes le gritó a Gómez “dame todo lo que tenés o te quemo”. Aquel atraco se produjo en presencia de dos nenas que también circulaban en el vehículo. En esos dos hechos cometidos de noche hubo un detalle particular: uno de los delincuentes portaba una pistola que relucía y “brillaba” en la oscuridad. Cuando en febrero de ese año allanaron su casa cercana al cruce de Ruta 12 y avenida Libertad hallaron una pistola cromada. (Época)

Calificá esta nota