Salud Pública

Ola polar: Piden extremar cuidados para los abuelos

Info General - 14/06/2018

La cartera sanitaria hizo una serie de recomendaciones para evitar que la salud de los adultos mayores se vea afectada por las bajas temperaturas. Reiteran que la antigripal es el principal método de prevención. 


El hospital geriátrico de agudos, dependiente del Ministerio de Salud Pública de la Provincia, recomendó a la población algunas pautas para el cuidado de las personas mayores en épocas de frío. Entre las recomendaciones más importantes se encuentra la vacunación antigripal, que es gratuita para los mayores de 65 años en los centros de salud dispuestos al efecto.

 

Los adultos mayores que contraen gripe son más propensos a tener complicaciones por lo que es importante prevenir los casos. Las vacunas que deben colocarse quienes están incluidos en el mencionado grupo etario, son: antigripal, contra el neumococo, hepatitis B y doble adulto. El horario para aplicación de dosis en el hospital Geriátrico de Agudos es de 13 a 15, en el Servicio de Control de Infecciones.


Entre las recomendaciones básicas para prevenir casos de influenza en los abuelos, está la ambientación de la vivienda, ya que el adulto mayor no tiene la capacidad de producir el mismo calor corporal que una persona joven, por lo que es más propenso a la hipotermia. Lo ideal es mantener el hogar con la temperatura que ronde los 22° y ventilar continuamente los ambientes.
También es muy importante la utilización de indumentaria adecuada, ya que mantenerse abrigado y seco es el objetivo, por lo que conviene vestirse en capas y si el clima es muy frío utilizar ropa térmica. En ese sentido se debe tener en cuenta que la ropa muy ajustada y cerrada impide una correcta transpiración.


Algo que tiene mucha difusión, pero en algunos casos no es tenido en cuenta es la higiene de manos. Este aspecto es de vital importancia ya que en época de frío aumenta la circulación de los virus del resfrío y la gripe, por lo que las tasas de contagio aumentan. La mejor forma de prevenir es el continuo lavado de manos, con agua y jabón o en su defecto alcohol en gel.


Otro punto a tener en cuenta es el aumento en la ingesta de Vitaminas A, B y C mediante los alimentos apropiados como verduras de hojas, frutas cítricas, lácteos. La vitamina A ayudan a evitar la resequedad de la piel y los labios y la vitamina C ayuda a aumentar las defensas y prevenir resfrios.


La activación de la circulación sanguínea es otra medida necesaria, para lo cual se recomienda, en lo posible, una caminata diaria, llevando una marcha rítmica con zapatos cómodos de punta cuadrada. Al finalizar la caminata se debe masajear los pies y las piernas con crema hidratante. Mientras se realice la actividad, se debe evitar que los pies y las manos se enfríen, utilizar medias de algodón o lana ya que el frío frena la circulación de la sangre, complica la salud de las personas que sufren isquemia u otros problemas del corazón o tienen escaso riego sanguíneo en sus extremidades.


En cuanto a la medicación, es necesario en los pacientes hipertensos en tratamiento realicen controles de presión arterial más frecuentes todos los días al menos dos veces, a la mañana y la tarde. Las bajas temperaturas tienden a elevar las cifras tensionales que requieren un ajuste de la dosis de fármacos.


Calificá esta nota