El Partido Comunista de Corrientes pide un Comité de Emergencia Hídrica para paliar las inundaciones

Política - 10/01/2019

El Partido Comunista llama a la constitución urgente de un Comité de Emergencia Hídrica – social e institucional- para dar respuestas a las necesidades de miles de vecinos de la ciudad de Corrientes que están sufriendo las consecuencias de las inundaciones. Dicho Comité no debe limitarse a autoridades provinciales y municipales, sino que deben ser convocados las diferentes fuerzas vivas de la comunidad, además de organizaciones sociales, políticas y sindicales.

 

Condenamos la inacción del Gobierno provincial y la Municipalidad de Corrientes, más allá de las típicas escenas de marketing montadas para la ocasión. Parece que la gestión de Eduardo Tassano eligió el manual de Durán Barba para justificar y tapar con mentiras y fotos un nuevo desastre social que dejó el temporal que se inició el martes.

 

No hay evacuados oficiales porque no habilitan escuelas o lugares donde recibir a los cientos de autoevacuados que ya hay y que perdieron todo porque el agua se llevó puestas todas sus pertenencias. Tampoco es cierto que la “situación esté normalizada”, como dijo el intendente, ya que varios barrios de la Capital provincial siguen totalmente anegados y la lluvia no cesa.

 

Tassano también debe explicar qué avances logró su Plan Hídrico, al cual ya le dedicó más de 17 millones de pesos para contratar una empresa de Buenos Aires perteneciente a CAPUTO sin que se conozca los trabajos realizados ni sus beneficios para la ciudad. Después de más de un año de gestión, no se notó ningún avance en lo que respecta a evitar las constantes inundaciones. Por el contrario, las anegaciones de calles y barrios enteros fueron superiores a las registradas en otros años.

 

Denunciamos, además, que se pretende ocultar al público los informes del servicio meteorológico que dan cuenta del desarrollo del fenómeno climático Niño para los próximos tres meses, que estaría en una etapa de desarrollo en toda nuestra zona Litoraleña.

 

Ante la inacción del Estado, debemos ser las organizaciones que trabajamos todos los días junto a nuestro pueblo los que convoquemos a los actores sociales e institucionales a ponerse al frente de un protocolo de emergencia para que se brinden las respuestas que la gente está necesitando y que nadie quede solo librado a su suerte.