Superliga

A fuerza de goles, José Sand pone de pie a Lanús

Deportes - 09/02/2019

Lanús le ganó 2 a 0 a Gimnasia con goles de Sand y Acosta y consiguió su cuarta victoria consecutiva. Desde el regreso de su delantero referente el Grana muestra otra actitud. El Lobo apenas insinuó una reacción.


El peso específico de Pepe Sand en Lanús explota a los ojos de todos los hinchas. Su año de exilio en Deportivo Cali se terminó por presión de su gente y del sentido común: no sólo el Grana había perdido un referente del área, también a un futbolista que entra fácilmente en sintonía y que, por experiencia e inteligencia, resuelve situaciones y absorbe presiones.

 

Lanús consiguió su cuarta victoria al hilo, tres con Sand. Su evolución, basada en un criterio colectivo que se potencia en base al orden y a una obsesión por saber cubrir los espacios en defensa y aprovechar en ofensiva, fue demasiado para una débil expresión de Gimnasia. El aporte del Pepe fue el penal del 1 a 0 (ingenua falta de Piovi sobre el Laucha Acosta). Antes, a instancias del línea Barbieri, el referí Echavarría le había anulado un gol legítimo.

 

Y eso que Pepe puede ser considerado responsable de que el 2 a 0 quedara corto para las llegadas que tuvo Lanús. Y esto vale en el análisis: es un delantero que tiene una virtud comprobada de saber ubicarse para llegar a posición de gol.

 

Otro punto alto de Lanús fue Marcelino Moreno, por despliegue, capacidad para distribuir la pelota y también saber esperar el momento preciso para recibirla.

 

Otra alegría para Lanús: el primer gol de Di Plácido en Primera (le rompió el arco a Arias cuando le quedó servida). Además, el debut de Bebe Acosta en el segundo tiempo.

 

El Lobo ratificó sus problemas de visitante (cuatro puntos sobre 27 posibles). Apenas en algunos minutos del segundo tiempo insinuó una reacción que lejos, pero muy lejos, estuvo de comprometer la solidez del Grana. Poco y nada para Silva, algunos cambios de frente de Mansilla... Sólo vale adjudicarle a Gimnasia que tuvo orden defensivo, que no es lo mismo que eficacia. Y ojo que necesita puntos para zafar de la zona roja.