Panorama semanal de Chaco

La unidad está en el malestar de los docentes

Política - 14/04/2019

Casi nadie registró el asunto del helicóptero del gobernador Domingo Peppo evitando aterrizar en Charata donde lo esperaba un contingente de docentes autoconvocados. Una cadena de escraches que no parece resignarse. Fue luego del episodio de la Escuela 319 en donde abiertamente se reclamó al primer mandatario a tomar definiciones para sacar de la pobreza a decenas de miles de trabajadores de la educación a los que este mismo gobierno sumió.

 

La semana que viene tampoco habrá clases. Ya está convocado un paro en los únicos tres días hábiles que quedan. La “emergencia” es por ahora un interrogante. Se prevé que tenga más resultados represivos que educativos. En el gobierno interpretan que si algo puede mover a los maestros a comenzar el ciclo escolar 2019 es el castigo antes que la disuasión. La efectividad no es importante, la sensación lo es todo. En el fondo no importa que haya clases, sino que parezca que se quiere que haya.

 

La agenda del gobierno llevó a Peppo a Brasil en la continuidad de un periplo que no ha tenido gravitación para la provincia. Sin embargo, ese viaje sirve para comprender cuáles son las cuestiones que prioriza el Ejecutivo. El gobernador que viene provocando una crisis casi sin precedentes en el Chaco encuentra una vía de escape.

 

Poco comprensible. Si se toma en cuenta que la única verdad es la realidad, al regreso de su viaje al Estado de Río Grande Do Sul, Chaco siguió siendo lo mismo. Agravado por las contingencias climáticas que el propio Peppo que el gobernador tampoco quiere encarar auspiciando el desmonte que vienen denunciando las organizaciones ambientales.

 

Volver al Chaco y confirmar que Pilar Sordo no quiere hablar con la gente en esta provincia tras el ruidoso malestar que causó la contratación oficial del IPRODICH por 400 mil pesos para que disertara en Sáenz Peña. Parece impensado que la conferencista chilena se exponga a un escrache, sobre todo si el gobernador tenía agendada alguna participación.

 

En la línea del gasto, Secheep hace cuentas y empieza a notar que el crédito aprobado con acompañamiento radical es insuficiente para cancelar las deudas con CAMMESA. Al brutal historial de incrementos tarifarios que tienen destino incierto y que la Justicia debería estar investigando, se aproxima un nuevo aumento. El 18 por ciento del que ya no se ocupan los opositores.

 

Lentamente el clima electoral va dando sustancia a los hechos. Ajenos a ello el Frente Chaco Merece Más con una galería de actores debutan en el reparto salieron a pedir la reelección de Peppo. Como ya ocurrió en otras manifestaciones del diagrama político al que todavía le falta la aprobación del retorno de las colectoras, funcionarios asalariados del gabinete del gobernador demandan no sólo que se le permita la reelección, también se animan a pedir la “unidad” del peronismo detrás de esa bandera.

 

En breve prosa, primero reelección acto seguido unidad.

Mientras Jorge Capitanich juega al misterio. Habla de elecciones, reclama un calendario electoral pero nunca dice que va a ser candidato. Como si no quisiera serlo. Como si tuviera frenos en la provincia. Una definición suya pondría o no al gobierno de Domingo Peppo en la encrucijada. Si dice que sí, se termina anticipadamente la gestión actual. Si dice que no, abre con muchas posibilidades el camino de la reelección. Ambas decisiones tienen consecuencias. La primera para Peppo, la segunda para él.

 

Aída Ayala retorna a la arena política provincial. Como Jacinto Sampayo interpreta que el cese de la prisión preventiva dispuesta en Casación representa un espaldarazo político. Julio De Vido, difiere con esa postura cuando desde la cárcel lanzó también una campaña por su reelección. El radicalismo chaqueño difiere de ambas posturas. La recibió con indiferencia. La ex intendente prefiere no enterarse. El resultado final se verá en el armado de las listas. Parece improbable que tenga espacio para disputarle la fórmula a Carim Peche. Pero el objetivo central es al menos una banca en la Cámara de Diputados de la provincia. El diputado Leandro Zdero ya está muy lejano. La diputada nacional tiene nuevo delfín.

 

La Legislatura tiene que definir la cuestión de las colectoras antes de que el Gobierno ponga en marcha un cronograma electoral. El gobierno de Mauricio Macri las eliminó por decreto para darle un auxilio al gobierno de María Eugenia Vidal que se deteriora al ritmo de la caída de aceptación de la gestión de Cambiemos. Se prevén acciones judiciales para hacer caer el Decreto.

 

Por el contrario en el Chaco la Legislatura podría volver a reinstalar las colectoras. Si el radicalismo fue clave para avanzar con la idea de Domingo Peppo de terminar con las Primarias. ¿Será también partenaire del regreso de las colectoras? El bloque del PJ dividido nuevamente repone en orden de las cosas. Primero reelección, segundo unidad.

 

www.chacohoy.com