Aviador Teniente Correa y Maipú

Mataron a un hombre de varias puñaladas por arrojar una piedra a una vivienda

Policiales - 22/04/2019

El habitante de la propiedad persiguió al autor de la agresión y le asestó al menos tres puntazos. Sucedió en la esquina de las avenidas Aviador Teniente Correa y Maipú. Fue ayer a la mañana. El presunto autor fue detenido.

 

La Po­li­cía de­tu­vo ayer a un hom­bre acu­sa­do de ma­tar a pu­ña­la­das a otra per­so­na, lue­go de un in­ci­den­te que co­men­zó en una ca­sa y fi­na­li­zó a me­dia cua­dra, en el ba­rrio Be­rón de As­tra­da de la ca­pi­tal co­rren­ti­na.

 

El epi­so­dio que fi­na­li­zó en un cri­men se pro­du­jo al­re­de­dor de las 8:15, en la es­qui­na de ave­ni­das Mai­pú y Avia­dor Te­nien­te Co­rrea Fer­nán­dez, a es­ca­sos me­tros del pre­dio de la Es­cue­la Jua­na Man­so.
 

Personal de la Dirección de Investigación Criminal detuvo a Jus­to Pa­blo I., de 33 años, se­ña­la­do por par­te de dos tes­ti­gos co­mo au­tor del ho­mi­ci­dio de Juan José Villordo, de 36 años.

 

Fuen­tes cer­ca­nas a la pes­qui­sa pre­ci­sa­ron que la Villordo ha­bría pa­te­a­do una re­ja y des­pués arro­jó una pie­dra con­tra la puer­ta de la ca­sa ha­bi­ta­da por Jus­to I., si­tua­da en Mai­pú al 500, en­tre Te­nien­te Ibá­ñez y Las He­ras, en ju­ris­dic­ción del ba­rrio San­ta Ro­sa.

 

La ac­ción, al pa­re­cer, en­fu­re­ció al mo­ra­dor del in­mue­ble. Es­te hom­bre sa­lió con un ar­ma blan­ca, con la cual co­rrió a la otra per­so­na. Cru­za­ron la ave­ni­da y a unos 60 me­tros, en la ve­re­da de Co­rrea Fer­nán­dez su­ce­dió la agre­sión mor­tal.

 

El pre­sun­to ho­mi­ci­da fue apre­sa­do mi­nu­tos más tar­de en el fren­te de su ca­sa.

 

En ese do­mi­ci­lio, a la sies­ta, efec­ti­vos de la sec­cio­nal Ter­ce­ra, jun­to a per­so­nal po­li­cial de Ho­mi­ci­dios, de­pen­dien­te de la Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal, y Pe­ri­tos del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co Fis­cal re­a­li­za­ron un alla­na­mien­to a la bús­que­da del ar­ma blan­ca usa­da pa­ra con­su­mar el de­li­to y otras evi­den­cias que con­duz­can al es­cla­re­ci­mien­to.

 

Tras­cen­dió so­bre el ha­llaz­go de un cu­chi­llo y una pren­da de ves­tir (se­ría una cam­pe­ra ti­po rom­pe vien­to) con al­gu­nas man­chas que po­drí­an ser de san­gre. Ta­les ele­men­tos fue­ron in­cau­ta­dos del in­te­rior de la vi­vien­da.