Capital

Corrientes: Dos violadores de menores fueron detenidos

Policiales - 22/11/2019

Uno de ellos sería autor del abuso de una nena de siete años, hija de su concubina. El restante habría ultrajado a dos hermanos, hoy adolescentes, desde que eran chicos. Las víctimas son hijastros. Tras la muerte de la madre ambos contaron el calvario a sus tíos.

 


Dos hom­bres re­sul­ta­ron de­te­ni­dos ayer por la Po­li­cía lue­go de ser de­nun­cia­dos co­mo res­pon­sa­bles de los abu­sos se­xua­les en per­jui­cio de tres me­no­res de edad, hi­jos de sus pa­re­jas.

 


Uno de ellos ha­bría so­me­ti­do a una ne­na de sie­te años en una vi­vien­da del ba­rrio Mo­li­na Pun­ta de la ca­pi­tal pro­vin­cial y, se­gún tras­cen­dió, en el es­tu­dio mé­di­co a la víc­ti­ma en­con­tra­ron prue­bas con­tun­den­tes del de­li­to.

 


El res­tan­te su­je­to es­tá acu­sa­do de vio­la­cio­nes rei­te­ra­das a lo lar­go de los úl­ti­mos diez años en con­tra de dos her­ma­nos, hi­jos de quien fue­ra su con­cu­bi­na.

 


Tal co­mo in­ves­ti­ga la Jus­ti­cia a par­tir de la de­nun­cia de una tía de las víc­ti­mas, un va­rón de 15 y una chi­ca de 16 años, los ata­ques se­xua­les co­men­za­ron cuan­do eran muy chi­cos.

 


Efec­ti­vos de la Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal (DIC) sor­pren­die­ron en la vía pú­bli­ca a un al­ba­ñil con­tra quien su pa­re­ja ra­di­có una de­nun­cia en la se­de de la Di­vi­sión de De­li­tos Con­tra la In­te­gri­dad Se­xual.

 


La mu­jer no­tó un com­por­ta­mien­to ex­tra­ño en su hi­ja. Co­men­zó a re­a­li­zar pre­gun­tas y su­po lo pe­or. En­ton­ces no du­dó en pe­dir ayu­da y acu­dir de ur­gen­cia a la Po­li­cí­a.

 

ALBAÑIL DENUNCIADO POR ABUSO A UNA PEQUEÑA.

 

De acuer­do a in­for­ma­ción re­co­pi­la­da en el pro­to­co­lo de ac­tua­ción an­te ca­sos de abu­sos se­xua­les en­con­tra­ron evi­den­cia cla­ve de la agre­sión.

 


Ras­tros de lo que se­ría lí­qui­do se­mi­nal ha­bía en las pren­das de ves­tir de la pe­que­ña y tam­bién le­sio­nes com­pa­ti­bles con un “ac­ce­so car­nal”.

 

Ma­dre e hi­ja con­vi­ví­an con el pre­sun­to vio­la­dor en una ca­sa del ba­rrio Mo­li­na Pun­ta, en la zo­na No­res­te de la ciu­dad, in­di­ca­ron fuen­tes cer­ca­nas a la pes­qui­sa.

 


El jo­ven tra­ba­ja­ba co­mo obre­ro en una edi­fi­ca­ción del ba­rrio La Cruz, da­to con el cual las au­to­ri­da­des de la DIC lo apre­sa­ron a po­cos me­tros de la in­ter­sec­ción de las ca­lles Ma­ria­no Mo­re­no y San Luis.
Tal per­so­na per­ma­ne­cía ayer en­ce­rra­da a dis­po­si­ción de las au­to­ri­da­des ju­di­cia­les.

 

Cal­va­rio

 

En una vi­vien­da de ca­lle Ge­ne­ral Paz, en ju­ris­dic­ción del ba­rrio Vi­lla Chi­qui­ta, ha­bría su­ce­di­do una la­men­ta­ble his­to­ria de abu­sos se­xua­les en con­tra de dos her­ma­nos.

 


Un va­rón y una mu­jer, ac­tual­men­te de 15 y 16 años, son quie­nes lue­go de ca­si una dé­ca­da rom­pie­ron el si­len­cio.

 

ESTE SUJETO HABRÍA VIOLADO A SUS DOS HIJASTROS.


Des­pués de que la ma­dre de am­bos fa­lle­ció, ha­ce apro­xi­ma­da­men­te sie­te me­ses, de­ci­die­ron pe­dir­le a unos tí­os ir a vi­vir con ellos. La ra­zón, tal co­mo la re­ve­la­ron an­te sus fa­mi­lia­res, fue el cal­va­rio a los que su pa­dras­tro los ha­bría so­me­ti­do des­de que eran unos ni­ños.

 


Por es­te su­ce­so de ca­rac­te­rís­ti­cas abe­rran­tes ayer po­li­cí­as de la DIC de­tu­vie­ron al acu­sa­do cer­ca de su do­mi­ci­lio. Se tra­ta de Jo­sé Ma­ría M., de 53 años.

 


Ese hom­bre era pa­re­ja de la ma­má de am­bos ado­les­cen­tes, a quie­nes man­te­nía ba­jo ame­na­zas, se­gún de­ta­lles re­ve­la­dos en el pro­ce­so de de­nun­cia.

 


Es­ta cau­sa tam­bién fue ini­cia­da co­mo abu­sos se­xua­les rei­te­ra­dos con ac­ce­so car­nal agra­va­dos por la re­la­ción de con­vi­ven­cia.