Director: Daniel Caram   29/07/14  
Compartir
 
 
 
 
 
 Ultimas noticias de CorrientesHoy.com
AHORA

Miguel Ignacio Alegre

El tránsito, las normas que no se cumplen, los reductores de velocidad y el estacionamiento

El caótico y desorganizado tránsito en la Ciudad de Corrientes se debe a que los funcionarios municipales no hacen cumplir las normas de tránsito vi-gentes, que son realmente muy efectivas cuando se las hace cumplir como corresponde de manera minuciosa. La implementación de reductores de velocidad en cualquiera de sus tipos en una ciudad, es la demostración fe-haciente de un Municipio que no tiene la capacidad e inteligencia de gestión para hacer cumplir las normas de tránsito, y a medida que implemente o instale más reductores de velocidad más queda demostrada la ineptitud de los funcionarios municipales del área de tránsito para hacer cumplir a los ciudadanos la reglamentación vigente, sean estos peatones, automovilistas, ciclistas, motociclistas o conductores profesionales de transporte de personas o de carga.

No se puede permitir la implementación de reductores de velocidad en abundancia en el microcentro de una ciudad, ya que son un obstáculo que a su vez crean un riesgo permanente a todos, sin diferenciar y distinguir a los conductores que respetan las normas de tránsito, de aquellos que las infringen; por la simple comodidad de un jefe co-munal de hacer el mínimo esfuerzo, sancionando y molestando a todos con estos obstáculos, sin diferenciar, repito, del que cumple o no con las leyes de tránsito. Por supuesto, todo esto sin olvidar lo contraproducente que son estos reductores de velocidad cuando vehículos de emergencia como patrulleros, autobombas o ambulancias tienen que casi detener su marcha cuando se encuentran con estos obstáculos en una ciudad en momentos que acuden a una emergencia, donde una o varias vidas dependen de que estos lleguen lo antes posible.

Por otro lado, no puedo dejar de mencionar un supuesto proyecto de ordenanza nefasto, que prohibiría a estacioneros vender combustible a motociclistas que no de-muestren tener en su poder al momento de cargar combustible a su motocicleta, el casco reglamentario.

Sin dudas con este proyecto de ordenanza se deja ver las claras intenciones de trasladar al estacionero la responsabilidad de controlar supuestamente el “uso del casco re-glamentario”, responsabilidad esta de control, tiene que ser intransferiblemente del Municipio y no de un empresario vendedor de combustible al cual esta ordenanza perjudica, afecta y hace disminuir sus ganancias otra vez por la ineptitud de los funcionarios municipales del tránsito, que no son capaces de controlar ellos mismos y obligar a los conductores de motos a usar el casco reglamentario, como también a los automovilistas el uso del cinturón de seguridad, sancionando con la multa correspondiente al que no lo use, ya que estos son elementos básicos que ha-cen a la seguridad de las personas en el tránsito, y el Estado municipal tiene obligatoriamente que bregar por ellos, más allá de que a algunos les guste o les deje de gustar. Las leyes están para que el ciudadano las respete y el Estado las haga cumplir con toda la fuerza que le permita la Ley misma.

Con respecto al estacionamiento medido, para que aumente su recaudación, el problema genuino no pasa por aumentar o no su tarifa, más allá de que no estoy en contra de su aumento ya que junto con la Ciudad de Resis-tencia (Chaco), tenemos uno de los costos de estacionamiento medido más bajos del país con respecto a otras ciudades de la Argentina. Pero en realidad se podría recaudar mu-cho más manteniendo el mismo precio, ya que la cuestión radica en tener un sistema de contralor de cobro, que sea eficiente y realmente se cobre el estacionamiento medido a todos y cada uno de los vehículos que estacionan en la zona donde se implementa este sistema de cobranza, ya que la mayoría de las personas que tienen está función (3/4 partes), llamadas “tarjeteros”, lo que hacen es “acordar” con los automovilistas que diariamente estacionan siempre en una misma cuadra o zona, un precio menor del que corresponde, sin marcar la cantidad de tarjetas co-mo horas permaneció el vehículo aparcado, para así estos obtener mayores ganancias y beneficio propio.

Un ejemplo práctico de ello es lo que realmente sucede a diario en la Ciudad de Corrientes: “una persona que usa todos los días su auto para ir al trabajo, comercio, etc., deja su vehículo estacionado 4 horas a la mañana y 4 hs. a la tarde, lo que arrojaría un costo de $ 8 (pesos ocho) de estacionamiento diario (semanalmente $ 40 promedio), el tarjetero en esta circunstancia lo que hace es ofrecer al dueño del vehículo estacionado, que le pague sólo $ 20 (aproximadamente) una vez a la semana (generalmente los días viernes), sin marcar por supuesto la cantidad de tarjetas correspondientes a la cantidad de horas que su vehículo permaneció estacionado durante toda la semana laboral...”.

Por esta situación, que ya es costumbre en nuestra ciudad, es que se está recaudando aproximadamente sólo una cuarta parte de lo que en realidad según la cantidad de autos que se estacionan en la zona donde rige el estacionamiento medido tendría que recaudar el Municipio y las entidades benéficas, ya que es evidente que constantemente las cuadras están llenas de autos estacionados, te-niendo que ser mucho mayor las ganancias por el estacionamiento medido. Para terminar con este problema, lo que se tendría que hacer es implementar parquímetros de estacionamiento (modernos), con la posibilidad de fraccionar el valor de la hora, y que este parquímetro expida un ticket válido como factura con los datos del vehículo (chapa patente, marca, modelo), nombre de la calle y su altura, cantidad máxima de vehículos por cuadra, y por supuesto fecha y hora, siendo función de los inspectores de tránsito controlar que cada uno de los vehículos estacionados tenga su ticket correspondiente y en regla.

También hay que mencionar que estos parquímetros evitarían que las personas encargadas de cobrar el estacionamiento realicen su trabajo en condiciones lamentables, ya que ni siquiera tienen regularizada su situación laboral como corresponde, y constantemente están a la intemperie desarrollando su trabajo y soportando según la época del año muy bajas o altas temperaturas y todo tipo de circunstancias climáticas, sin tener ninguna protección, refugio y mucho menos algún tipo de comunicación directa con un agente de tránsito, policial o de emergencia de la salud según se necesite.

Por supuesto, al implementar el parquímetro hay que reubicar a todas estas personas encargadas del cobro del estacionamiento (tarjeteros) en nuevos puestos laborales que le den más y mejores beneficios a estos.

Cuando nos acostumbremos a respetar las normas, vivir en un verdadero y sincero Estado de derecho, cuyo respeto por la ley y las personas surja con mayor responsabilidad desde los funcionarios públicos y la dirigencia política para el cumplimiento de sus funciones, que es exclusivamente trabajar por y para la gente, vamos a empezar recién en ese momento a crecer como sociedad y poder vivir en un mejor clima de convivencia social.
La ley de tránsito y las normas de seguridad vial (estas últimas uniformes en todo el mundo), contemplan detalles minuciosos, que cuando no se cumplen como éstas ordenan con la mayor de las exactitudes, terminamos lamentándonos por pérdidas de vidas de padres, hijos, hermanos y amigos fallecidos en un accidente de tránsito.

Dr. Miguel Ignacio Alegre (h)





Viernes, 06 de agosto de 2010
Compartir
 

  Su Nombre:    
 
HoyCorrientes.com no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. HoyCorrrientes.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
 
  Comentario:    
         
 
 
Ingrese los caracteres mostrados arriba.
 
 
 

Volver

Copyright 2009 HOYCORRIENTES
|
Todos los derechos reservados.
|
Diseño: Gestión Estratégica s.r.l.
|
Tucumán 1112 - 3400 Corrientes - (+ 54) ( 0379) 4462400 - 4461347
|
Desarrollado por ChamigoNet.com.ar